*

Y es que últimamente la vida me sabe a todo por primera vez, como si de pronto fuera una niña nuevamente y percibiera mi alrededor como algo único y exclusivo.
Mis emociones están más a flor de piel, voy de a poco logrando mis metas, y me siento segura con ellas.
Sigo teniendo trabajo que hacer conmigo misma, pero el darme cuenta que ya tengo avances, por muy pequeños que sean, me motiva aún más.
Quiero tomar ese arco otra vez y lanzar flechas. Practicar, practicar, practicar.
Quiero cantarle muchísimo a mi amada, quiero encontrar un momento para enseñarle mi voz y todas mis emociones girando en espiral, rodeando mi canto.
Quiero bailar, por primera vez en mi vida quiero bailar.
Quiero quererme más y sentirme cada vez mejor conmigo misma.
Quiero estar más sana, quiero crecer, quiero vivir. Quiero equilibrarme.
Quiero amar-me y amar-te por siempre.

Quiero leer, quiero descubrir, quiero explorar y quiero llorar. Quiero reír y confundirme a la vez. Quiero cosquillas y besitos en mi pancita.
Quiero muchos perros y muchos gatos rodeándome la vida.
La quiero a ella por el resto de mis días.

Quiero mis sueños, quiero mis motivaciones, mis sufrimientos y mis decepciones.
Quiero todo, quiero nada.

Por sobre todo, te quiero a ti, preciosa.
Gracias por hacer de mi vida una aventura más interesante de la que ya era.


Te amo, M