Lluvia de Diciembre.

ME CANSÉ.

Quiero... quiero tomar una de mis mochilas, echar una manta, un cuaderno, un lápiz, mi cámara, un chaleco, un gorro de lana Y EMPRENDER RUMBO SIN DESTINO.
Estoy harta de las personas que dicen "conocerme" o "quererme" que me buscan tan sólo cuando quieren un favor, una explicación, una aclaración, o lo que sea, y luego me dejen ahí. 
Detesto la falsedad. 
Busco a muy poca gente con las que me relaciono, es muy poco común que yo inicie una conversación, en realidad no tengo nada que decirle a alguien, a no ser de que yo sienta que le importe. 
Hay personas con las cuáles nunca he podido entablar una conversación en vivo, y me conocen mejor que otras que sí han hablado conmigo. 
Detesto iniciar conversaciones con gente que me importa, y que supuestamente les importo yo, y no me pesquen. 

Quiero irme... irme de aquí, de este ambiente que me absorbe. 
Quisiera por un momento, saber cómo serían las cosas sin mí. Sin estar viva. Si algunas personas serían más exitosas, o si acaso tendrían una vida más precaria.
Detesto a veces, pensar en que no contribuyo en algo, que no sirvo, que no soy útil. A pesar de que algunas personas me demuestren lo contrario, no es lo suficiente, porque hay aún, una parte de mí que no acepto del todo, y que desgraciadamente, necesito aprobación de los demás para aceptarlo yo.
Detesto sentir, que no encajo... en ninguna parte...

Extraño esos días en los que no me importaba mi físico en lo absoluto.
Detesto verme limitada y presionada socialmente por diversas situaciones, a todos nos pasa, otros lo aceptan y se conforman. Yo no, lo aborrezco. 

Se acerca Navidad, y no estoy feliz... 
Las cosas en general, no andan bien, para nada.
Yo sólo quiero estar tranquila conmigo misma. Por eso quiero irme de aquí, desaparecer, aunque sea por unos instantes, y volver...
Pero no tengo esa posibilidad, o es una cosa, o es otra. 
Tengo unas ganas inmensas de llorar por no poder irme, me gustaría caminar por un bosque o una pradera, observar a la gente pero sin que ellos me vean, escalar un árbol y pasar la tarde ahí contemplando... Pero no puedo, no sé a qué parte iría... no tengo donde escabullirme...
Nadie puede esconderme, ni tampoco debería. Tan sólo quiero que una persona en especial, una de las tantas que son importantes para mí, y que supuestamente yo soy importante para ellas, me diga que "Todo pasará, y estará bien"
Pero veo, que sólo soy yo, la que da esa esperanza y ese consuelo. Tanto así, que tengo que hacérmelo a mí misma. 

Quiero irme lejos, lo único que quiero, es irme  l  e  j  o  s .  .  .  





(Escrito el 15 de diciembre, 2012) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por llegar hasta aquí (: ¡Continúa! Un abrazo.