Dedicatoria

Para mi amiga Yessenia:

Aquel día en el que te enteraste de tantas cosas no podía permitirme el dejarte sola. Espero que en ese momento la compañía que te dimos con Pabla haya servido para consolarte y contenerte un poco. Por mi parte, viéndote en ese estado, no podría haberme ido tranquila a mi casa hasta estar contigo un buen rato.
También espero que las palabras que te dije mientras estábamos en el metro hayan servido y que no se te hayan olvidado.
Pero para asegurarme de eso, ahora te escribiré parte de mis aprendizajes, esperando que puedas representarte un poco con ellos y sigas más tranquila con tu vida. 
Antes de eso, te felicito por haber aprobado todos los ramos, estaremos juntas el próximo semestre.

Ese día pude entenderte en parte con respecto a cómo te sentías. Pasé por algo parecido el año pasado, y tuve el cuestionamiento sobre qué era lo que había tenido con alguien durante un tiempo. Después de darme mis semanas para llorar, para pensar y detectar mis errores, comencé a sentirme tranquila conmigo misma.
Al igual que yo, tú diste todo de ti y más de lo que debías. Antes que cualquier otra persona ESTÁS TÚ PRIMERO. 
Yo me tardé un poco menos en comprenderlo y en ejecutarlo, pero me alegro muchísimo de que por fin lo hayas hecho tú ahora. No se trata de ser buena o mala persona todo esto que te ocurre, todas las personas somos buenas y malas, y ante otros no podemos evitar a veces quedar como malos porque poseen otras interpretaciones. Lo que en verdad importa es qué lado fomentas tú. Y sé qué lado alimentas. 
Eres una persona sumamente especial que me alegra mucho mis días, me encanta el que te hayas integrado más al grupo de amigas de la U, ahora estamos todas juntas apoyándonos en lo que sea, y es bonito tener que llegar a la U porque estás tú, al igual que las demás, tu también eres muy especial para mí.
Sé que todo en un principio duele, es como un calvario que pareciera no tener fin, que las lágrimas caen una detrás de otra sin poder parar, que el dolor en un momento parece superarte, etc. Pero fíjate que a medida que vamos tolerando el dolor, más fuerte nos hacemos, más aprendemos, más valoramos las cosas que tenemos a nuestro alrededor. Este tipo de experiencias son necesarias, la traición y el engaño son situaciones que estarán en la vida de toda persona, y hay que aprender a aceptar lo que nos toca en un determinado momento y continuar con la vida, superándote cada vez más. 
Por ahora, lo que más me importa, es que estés tranquila y disfrutando las vacaciones. Tuvimos un fin de semestre estresante y ahora lo que más mereces es descansar, darte el tiempo para ocuparte de ti misma, tanto como no lo hiciste durante años estando detrás de alguien que no existe en verdad. Suena quizá, algo desconsolador, pero es la realidad, y sea como sea hay que decirla, es la única forma de poder integrarla y seguir con uno mismo. 
Durante este proceso que recién comienza, en el cual tienes que repararte a ti misma, no estarás sola. Tendrás a muchas otras personas aparte de mí que estarán apoyándote y tratando de darte lo mejor para que logres lo que quieras. Mi apoyo y orientación son y serán incondicionales para ti.

Ánimo, mucha felicidad y alegría, que ahora tienes tiempo de sobra para darte placeres de la vida, para disfrutar, para conocer, para encantarte contigo misma y con quienes te valoran. 

Te dedico este espacio en mi blog porque te considero una persona importante en mi vida, y cuando todo sucedió me impactó mucho el verte así, siempre has demostrado ser tan fuerte como un roble, pero todos tenemos momentos de quiebre en los cuales necesitamos de otros. Eso fue lo que me impulsó a escribirte en mi espacio personal, es una forma de apoyarte a la distancia y de que me sientas más cerca que nunca.

Te quiero mucho